Xbnrg - Directx 12, AZURA y ESRAM, las cartas de Microsoft sobre la mesa.

Directx 12, AZURA y ESRAM, las cartas de Microsoft sobre la mesa.

Artículos

La celebrada Build de Microsoft ya quedo atrás, y de ella nos llevamos muchos comentarios y anuncios que nos deja entusiasmados y con muchas especulaciones. Entre ella tenemos el comentario de Frank Savage, del equipo de desarrollo de Xbox One, sobre la ESram; el soporte en la nube para procesos de datos y si a esto le sumamos el ansiado Directx 12 nos encontramos con una sopa que le hace caer la boca a cualquier entusiasta de la programación y la informática.

La pregunta grande es: “¿Esto en que afecta a Xbox One?”, y la respuesta es “EN MUCHO”. Por eso hoy analizáremos cada una de estas tres novedades y como ellas aportan al futuro de la nueva consola de Microsoft.

Directx 12

Cuando de tarjetas gráficas se trata no todo es hardware, sino de un conjunto de cosas que trabajan para nuestro provecho. En este conjunto entra el software, aquello intangible que hace maravillas. Es acá donde encuadra Directx 12, un software que hace maravillas con los recursos disponibles.

Directx 12 funciona utilizando el CPU  para auto-optimizar el tiempo, el orden, la prioridad, donde se almacenan los resultados, y el que hacer con las próximas instrucciones. Este software hace uso inteligente de todos los núcleos disponibles del CPU, distribuyendo entre estos las diferentes tareas a realizar requeridas por la unidad de proceso gráfico (GPU desde ahora).

En la imagen se puede apreciar como en la actual versión de Directx se carga la mayor cantidad de tareas en un solo núcleo, dejando el resto libres de trabajo.

Ahora es el turno de Directx 12, como se puede, todas las tareas están distribuidas equitativamente entre los diferentes nucleas, disminuyendo la latencia de respuesta.

 

ESRAM

La ESram es una Ram específica con un ancho de banda muy elevado, de 2 a 10 veces más rápido que la memoria normal del sistema,  con capacidad de lectura desde la GPU. De por sí sola no se le ve utilidad, pero cuando pasa a ser parte de un complejo sistema es cuando ESRAM gana una gran importancia.

 

AZURA (la nube de Microsoft)

Microsoft nos enseñó con mucho orgullo como su nube podía hacer tareas por una PC, dejando esta con menos tareas por realizar, y liberando al CPU de tareas como calcular la inteligencia artificial (IA) de esas dianas móviles en nuestros juegos.

Nos enseñaron una demostración en la cual volaban en pedazos un edificio en más de 35000 partes, y ello implica poner en una tarea enorme una PC. A medida que se desmorona se multiplican los pedacitos en el aire, haciendo que la maquina tenga que calcular cada una de esas pequeñas partes y eso implica su posición, su traslación, su momento y ni que hablar de las colisiones. Acá entra la nueva tecnológica de Microsoft, quitándole parte de tareas al PC, logrando que los cuadros por segundos (FPS) se mantengas casi inalterables.

En este vídeo se puede apreciar la comparativa, y los resultados son impresionantes.

[video]https://www.youtube.com/watch?v=QxHdUDhOMyw[/video]

No tenemos que esperar mucho para ver cómo funciona, simplemente basta con jugar TITANFALL para poder verla en acción. A simple vista pasa inadvertido, pero en realidad está presente, haciendo la gestión de servidores y manejando esos BOTS tan fáciles de matar.

El conjunto del todo para beneficio de Xbox One

La mayor beneficiada de este conjunto de Hardware y Software, es Xbox One. Con Directx 12 funcionando se elevaría considerablemente el rendimiento general, cargando constante y eficientemente la CPU con  las tareas requeridas por la GPU, ello requiere movimiento de datos constantes. Acá entra la ESRAM la cual va permitir que los paquetes de datos estén donde se necesiten cuando se necesiten. Para ello Microsoft utilizara el llamado “Move Engine”, el cual funciona a modo de controlador de “acceso directo a memoria” o DMA, cargando y descargando la RAM y la ESRAM constantemente mientras el CPU y GPU se encuentran ocupados. Haciendo este uso inteligente de la ESRAM no importa que solo tenga 32 MB, ya que realizara cualquier tarea un poquito a la vez.

Ahora el panorama es diferente, ya que tenemos al CPU trabajando exhaustivamente con el objetivo de mejorar el rendimiento de la GPU enormemente. Es entonces cuando cobra sentido que la CPU de Xbox One sea de 1,75 Ghz frente a su competidor (1,6 Ghz).

La Nube de Microsoft (AZURA) podría entrar en juego para ayudar a Xbox One, tomando parte en hacer algunas tareas y aliviando el pesado trabajo que la consola tiene que realizar. Cabe destacar que Xbox One es la única consola la cual dispone conexión a una nube tan potente.

Con esta suma de novedades Xbox One sería capaz de ejecutar juegos a los ansiados 1080p y 60 fps, una manera distinta pero eficiente e inteligente de lograr esta meta. Todavía hay que esperar un tiempo para saber más, pero todo apunta a un prometedor futuro para Xbox.