Xbnrg - Análisis: Assassin's Creed Syndicate

Análisis: Assassin's Creed Syndicate

Análisis

Luego de un año revoltoso con los múltiples problemas de Unity llega la nueva entrega de la saga, con una propuesta no tan ambiciosa pero con la responsabilidad de justificar la continuidad de la historia.

Una historia repleta de Sangre y Vapor

Es difícil realizar una review sin tener en cuenta Unity y las comparaciones son las primeras cosas que se me vienen a la cabeza, una de ellas es la narrativa y la manera en que se nos presenta la historia.
La historia principal se divide en ocho secuencias y se desarrolla en plena revolución industrial, donde los templarios han extendido su total influencia y control sobre Londres, la falta de oposición les permitió hacerse con todas las industrias y oprimir al pueblo trabajador. Syndicate cuenta todos los sucesos de una manera muy simple y ordenada, dejando bien en claro de qué va la historia y evitando puntos confusos, además ubica muy bien las posiciones de los Asesinos y los Templarios. En este sentido se lo siente mucho mejor de lo que fue Unity, donde los grises abundaban y a veces se perdía el hilo principal de la historia. Acá se puede dividir simplemente todo en la lucha por la libertad del pueblo por un lado y la búsqueda de un objeto de los Ancestros por otro, a su vez se puede seguir ambas partes en el orden que uno desee.
Al asesinar los blancos principales ya no se presentan flashbacks confusos que dejan a uno con más dudas que respuestas ni largas charlas filosófica, en su lugar se presenta un pequeño dialogo donde la víctima se ha teatralizado sus emociones y expresiones. El cambio sienta realmente bien, ya no se vuelve tedioso o confuso, ahora sucede todo normalmente como si otro dialogo más fuera. Por otro lado la variedad y formas de asesinato son amplias, usando algunas situaciones especiales que permiten llegar al objetivo sin ser vistos o asesinarlo de una manera espectacular.

Les presento los Mellizos

Por primera vez en la saga contamos con dos protagonistas controlables en la misma época, Jacob y Evie Frye son mellizos de larga tradición asesina, ambos son hijos de un maestro que por lo narrado fue uno muy importante. En esta historia no es secreto alguno la orden ni sus creencias evitando la larga tarea de contarnos otra vez lo que todos ya sabemos de sobra. Ambos cuentan con personalidades muy distintas pero a su vez no dejan de tener semejanzas propias de su parentesco. Jacob por un lado es un poco irresponsable, con un gran sentido de justicia social, impredecible y un líder nato. Por el otro Evie fue la sorpresa del juego, su personalidad no queda opacada por nada por su hermano, al contrario muchas veces es protagonista de los momentos más graciosos del juego, ella es un poco infantil, responsable, curiosa, su principal motivación es la búsqueda de los artefactos de los Ancestros y es una planificadora meticulosa. Jacob será quien lleve la historia de la lucha contra los templarios conquistando terreno mientras que Evie se enfocara más en la búsqueda en los artefactos que puedan poner la lucha a su favor. Sin lugar a dudas ambos son personajes muy fuertes y sus momentos juntos son memorables, la apuesta de Ubisoft en este sentido fue muy buena y da por primera vez alguien con quien el público femenino se puede identificar.

Londres Victoriana

Como siempre el estudio hizo un estudio muy detallado de cómo era Londres en plena revolución industrial, se puede identificar dos partes principalmente, la zona céntrica con grandes edificios y palacios, y la zona industrial donde las altas chimeneas dominan el horizonte y tiñen el cielo con humo. Un gran cambio con respecto a Unity es la falta de densidad poblacional, pareciera que la gente ahora tiene que dejar las calles para ir a trabajar a las fábricas, esto dota de mayor fluidez al juego y da más espacio para hacer Parkour. Por desgracia las casas parecen haber cerrado las puertas y ya no se puede entrar a tantos lugares como en su predecesor, aunque por otro lado se puede entrar a las estaciones de trenes y las grandes fábricas. El nivel de detalles de estas últimas es extremo, Syndicate detalla con obsesión las máquinas y las líneas de producción del momento, el vapor domina los ambientes, las chispas saltan por todos lados, el efecto que produce los rayos del sol que se filtran por los ventanales es simplemente espectacular. La música por otro lado aporta mayor inmersión a la experiencia, el trabajo realizado en este aspecto es impecable. A veces recorriendo la ciudad se puede encontrar coros y bandas interpretando piezas memorables de la época.

 

Mecánicas, lo nuevo, lo viejo y lo feo.

Cuando comencé a jugar Unity necesite familiarizarme nuevamente con los controles, la nueva apuesta era buena pero faltaba pulir un poco, personalmente pienso que los controles de Black Flag eran los mejores hasta ahora. Syndicate mezcla el parkour de los dos últimos juegos logrando un equilibrio perfecto, al presionar LT+A el personaje sube mientras que al presionar LT+B baja, también se puede escalar a la vieja usanza manejando un poco más los movimientos. Aun así la incorporación del nuevo brazalete hace toda esta tarea innecesaria, ahora con presionar LB el protagonista disparara su cuerda y en un segundo subirá, también se puede usar este nuevo artefacto para cruzar entre dos puntos a larga distancia o descender rápidamente.
Las armas son básicamente tres, un cuchillo burka, un bastón con daga escondida y una manopla. Cada una cuenta con un estilo de combate propio con sus pertinentes remates, aun así no se puede cambiar en pleno combate entre uno y otro cosa que limita un poco la acción y la variedad. La decisión de estas armas vino en parte por la época donde se sitúa la historia la clave en este caso es la discreción, como explicaba, Ubisoft no era usual caminar por la calle con una espada en la espalda, y ni hablar de un hacha gigante. Para el combate simplemente deberemos presionar tres botones, X para atacar, B para bloquear y A para desarmar al enemigo, también con presionar Y podremos disparar nuestro revolver o largar cuchillos. Al dejar varios enemigos al borde de la muerte se iniciara una secuencia de ejecución magnifica y brutal.

Los combates a bordo de trenes y carretas son un punto bien desarrollado, la acción adquiere un nuevo nivel y se desbloquea una serie de combos totalmente nueva, por ejemplo ahora podremos empujar a nuestras victimas por la borda y verlos caer con total sadismo. Las carretas por otro lado se pueden robar, algunos enemigos pueden tratar de interceptarnos pero mediante el uso combinado de disparos de armas y embestidas podremos quitarlos de encima en poco tiempo, si llevamos un secuaz este automáticamente dispara o nos seguirá en otra carreta. Una mecánica bien lograda y entretenida es el saltar entre carreta y carreta, este toque al estilo Indiana Jones por desgracia es utilizada menos de lo que quisiera pero en fin allí esta.
En cuanto al sigilo se ha mejorado mucho, nuestros protagonistas saben silbar a diferencia de Arno, y su desplazamiento por la zona es mucho mas sencillo e intuitivo. Ahora con presionar la tecla A se cambia al estado sigilo, esto hace que al llegar a una esquina nuestro personaje se asome, se cubra detrás de cajas y se mueva de manera mas silenciosa. Un agregado que usaremos a menudo es el secuestro, para ellos deberemos acercarnos a un enemigo desprevenido y presionar B, esto hará que tomemos a nuestra victima por el brazo quien nos acompañara y cubrirá de los demás.

Los mellizos comparten recursos, experiencia y objetos. Con la experiencia podremos mejorar las habilidades en cuatro ramas principales, siendo el combate la especialidad de Jacob y el sigilo la de Evie. Con el dinero se puede comprar nuevas armas y mejorarlas, también se puede mejorar la pandilla para incrementar sus habilidades u obtener más beneficios economicos. Los elementos se utilizan para crear algunas armas especiales o mejorar los artilugios tales como dagas, bombas eléctricas y demás, en este aspecto no hay dificultad alguna, solo presionamos crear y listo.
EL sistema de pandillas es la gran apuesta de esta entrega, a pesar de lo que se puede pensar no se parece en nada al sistema de hermandad de Brotherhood. La administración no requiere esfuerzo alguno por parte del jugador ya que no hay nada por hacer, solo completar misiones que disminuye el dominio de los Blitters (pandilla manejada por los templarios) que luego dará lugar a un enfrentamiento entre ambos bandos. El problema de este sistema de dominio es lo repetitivo que se vuelve, la variedad de misiones son muy pocas, exceptuando aquellas en la que debemos liberar niños esclavos el resto me pareció un poco aburrido con el correr del tiempo. Por ultimo al tomar un distrito aumentara de manera notable la presencia de nuestro bando, quienes podremos reclutar con RB y comandarlos para atacar algunos objetivos específicos, mas allá de esto no se puede hacer más nada con ellos como poder mandarlos a misiones para obtener libras o asesinar algún líder enemigo, es una desgracia que no aprovechen la posibilidad de incluir un sistema similar a la flota Kenway siendo que uno de los pilares del título son las pandillas.

Misiones Secundarias: Diversión extendida.

Si eres uno de esas personas que disfruta hacer lo más posible antes de continuar con la campaña principal te sentirás a gusto, Londres cuenta con una gran variedad de actividades y misiones secundarias que pueden extender la experiencia en varias horas. Los coleccionables están a la orden del día, en este caso deberemos juntar unas cajas musicales Rouche que desbloquean una bodega secreta que al fin de evitar spoilers no diré que contiene. También se puede juntar flores con las cuales podremos hacer nuevos tintes para la ropa o piezas que sirven para crear algunas armas específicas. También podremos organizar asaltos a mercancías o defender las propias, hacerlo otorgara un gran beneficio económico y mejora nuestro estatus frente a los aliados. Por otro lado están las misiones secundarias que se dividen básicamente en las de dominio (tema que ya tocamos) y otras con un fin más narrativo. Estas últimas tienen un desarrollo propio a la altura de la campaña principal, estas giran alrededor de Charles Dickens, Charles Darwin y Alexander Graham Bell (a quien le atribuyen la creación del teléfono, tema para otro debate). Personalmente disfrute de cada una de ellas a veces más que la campaña principal, siendo a lo mejor mi favorita las relacionadas con Charles Dickens. Al completar las misiones secundarias ganaremos estima frente a nuestro aliado quien nos desbloqueara elementos, mejoras o vestimentas, esto da un motivo para invertir tiempo en estas y así enriquecer la experiencia del juego.


 

Motor Gráfico: ¿Ubisoft lo hizo de nuevo?

Unity dejo una mancha muy difícil de sacar en la franquicia gracias a su desempeño pobre y errores gráficos. A pesar de todo esto es indudable que goza de un apartado grafico espectacular. Syndicate usa el mismo motor gráfico pero funciona con una fluidez notablemente mayor, en el tiempo jugado no tuve un solo inconveniente más allá de algún NPC medio loco. Para lograr esto se nota un par de sacrificios, uno de ellos y el primero en notar uno es la menor densidad de NPC en la calle, estos consumían muchos recursos de proceso ya que cada uno llevaba un cálculo propio, también la ropa de estos ya no posee un nivel de detalles tan exquisito, también se puede observar que la variedad de los mismos es mucho menor, a veces se puede definir la lucha contra enemigos como una batalla contra clones. Otro cambio es la distancia de dibujado, a la distancia los edificios se pierden entre el humo y la niebla, algo que se puede justificar con la contaminación ambiental y la niebla persistente de Londres. En cuanto a las texturas casi no hay cambio alguno, cada ladrillo, cada objeto y cuadro cuenta con un nivel de detalle espectacular. A lo mejor los cambios de la iluminación puede hacer de la experiencia un poco menos maravillosa pero créanme los detalles están. Un compañero de redacción noto algo que nos dio hora de risas, al parecer en este juego nuestro protagonista es un vampiro ya que ningún espejo o charco marca nuestro reflejo, es un detalle menor pero se suma a los sacrificios tomados por el estudio para lograr una experiencia mejor. Al parecer el año extra sirvió para que los programadores se familiarizaran más con los sistemas y la programación, al fin el juego corre como debería y se ve como un juego de esta generación se debe ver.

Bonus Tracks

Los asaltos a trenes de mercancía están regular, me parece que montar semejante operación para robar una cajita es un poco exagerada para el resultado.
Se puede desbloquear el atuendo de Ezio Auditore, todos estamos encariñados con el personaje pero me parece que ya es hora que Ubisoft deje de currar con el mismo. Al final terminamos con Jacob recorriendo barrios peligrosos con mangas con puntillita.
Animaciones repetidas están a la orden del día, por ejemplo al liberar niños esclavos obtendremos siempre las mismas dos animaciones, una por si dejamos enemigos vivos y otra por si los matamos a todos. Me parece que podrían haber trabajado más en el tema.
La misión “Tocando de Oído” está relacionada con uno de los Asesinos más queridos, la disfrute un montón y me resolvió muchas dudas. Recomiendo a todos prestarle atención a la misma.
Los diálogos entre Jacob y Evie son a veces para morirse de risa, ambos presentan dos caras de una moneda y a su vez una complicidad extraordinaria. Aun así mi favorita terminó siendo Evie, tiene un toque de inmadurez y curiosidad que se roba gran parte de la historia. Jacob por otro lado está muy bien pero no deja de ser el rebelde estilo Edward.
Vuelve Rebecca y Shaun, esta vez solo los vemos a través de un dron pero es bueno saber que sucede en el presente. Lo malo es que seguimos siendo esa persona X que un día prendió su consola y al día siguiente era un asesino que se coló por la ventana de la hermandad, donde quedo el entrenamiento y todas las aptitudes que debía tener un miembro de la hermandad. En fin es solamente una apreciación personal

Conclusión

A pesar de la falta de multijugador y un par de ausencias se siente que Ubisoft volvió a retomar el norte y va en buen camino. Siento a Syndicate como un Assassins Creed más tradicional y objetivo, cumple con contar la historia y tejer una trama de conspiración, también mantiene al jugador centrado en la historia y aprovecha en su totalidad la época en la que está ambientada. Las actividades secundarias están bien pero las relacionadas con Dickens, Darwin y Bell son espectaculares, siendo que el pase de temporada trae más por delante me parece una apuesta atractiva. Es importante destacar que el juego función BIEN, pocas veces experimente caída de frames que por lo general se daban al cargar cinemáticas.
Recuerdo el video de Ubisoft pidiendo disculpas por Unity y que solo pensaban lo mejor para el jugador. La mejor manera de pedir disculpas era con un buen juego, y este es Assassin’s Creed Syndicate.